EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE PRENDAS IGNÍFUGAS

Al desarrollar un programa de equipos de protección ignífugos, los profesionales del área de seguridad invierten mucho tiempo en investigar y seleccionar los atributos de cada fabricante para cumplir con los estándares de la industria y proporcionar una indumentaria que brinde protección y comodidad al usuario. Otro factor muy importante para el éxito del Programa es el correcto mantenimiento de las prendas ignífugas.

¿Cuál es la mejor forma de lavar la prenda ignífuga?

La mayoría de la prenda ignífuga se puede lavar ya sea en una lavandería industrial o en casa. Cada fabricante de telas o prendas debe proporcionar instrucciones con recomendaciones de lavado, generalmente incluyen una restricción en el uso de blanqueadores a base de cloro, así como suavizantes de telas y almidón. El uso de lejía, con el tiempo, puede comprometer la propiedad de resistencia al fuego de muchas telas a base de algodón. Las telas que eventualmente entren en contacto con un blanqueador a base de cloro deben desecharse. Los suavizantes y el almidón generalmente contienen componentes inflamables que pueden acumularse en la superficie de la tela, comprometiendo su resistencia al fuego. Si accidentalmente se utilizan suavizantes o cloro en una prenda, la prenda debe lavarse nuevamente cuidando de no utilizar estos productos

A la hora de elegir un lavado industrial o doméstico es importante tener en cuenta el entorno en el que se utiliza la prenda. Diferentes procesos, como el lavado industrial, pueden ser más adecuados para eliminar mucha suciedad o acumulaciones de residuos que son difíciles de eliminar. Es importante conocer el entorno laboral y seleccionar el programa de cuidados de limpieza que mejor se adapte a las necesidades de su empresa y área de trabajo.

¿Las propiedades ignífugas disminuyen con el uso de la prenda?

Las telas ignífugas Westex están probadas en el mercado, tienen propiedades ignífugas incorporadas en la estructura de la tela, lo que garantiza la resistencia térmica por toda la vida útil de la prenda. En la mayoría de los casos, no hay “lavado” o “desgaste” de las propiedades térmicas de una prenda. Es importante seguir las instrucciones de cuidado, ya que de no ser así el rendimiento de la protección puede verse afectado.

Si las propiedades ignífugas no se desgastan con el tiempo, ¿cuándo es necesario reemplazar una prenda?

Aunque las propiedades ignífugas permanezcan intactas durante la vida útil de una prenda debidamente cuidada y confeccionada con una tela confiable, pero la prenda muestra signos de desgaste mecánico, es probable que sus atributos protectores se hayan visto comprometidos. Se considera una buena práctica reemplazar una pieza cuando haya regiones dañadas, como agujeros o roturas.

¿Usted puede lavar prendas ignífugas con otros uniformes?

Se recomienda que se lave la prenda ignífuga por separado de otros uniformes, siempre siguiendo las pautas de cuidado del fabricante.

Si mi prenda ignífuga tiene manchas u olores, ¿aún es segura de usarse?

La prenda se puede manchar sin afectar sus propiedades ignífugas. Simplemente lave la prenda de acuerdo con las instrucciones del fabricante para eliminar la mancha. Si la mancha no se puede quitar, dependiendo de su tamaño y su composición, se debe realizar una evaluación más detallada para determinar si la prenda debe desecharse. Si usted nota que una prenda retiene olores, incluso después del lavado, se recomienda que revise su proceso de lavado. Si la mancha es de algún producto que sea combustible, es mejor que se lave a conciencia y deshacerse de dicha mancha.

Mi vestimenta fue sometida a una exposición térmica de un arco eléctrico. ¿Puedo seguir usándola?

Una vez que una prenda haya sufrido una exposición térmica breve, como un arco eléctrico o fuego repentino, debe ser reemplazada. El incidente daña a la tela, dejándola chamuscada y frágil en la región afectada y por lo tanto no puede seguir siendo usada como EPP, hay que reemplazarla

¿Puedo remendar mi prenda ignífuga?

No, la vestimenta en cuestión es un EPP y si se produce un desgarre, debe reemplazarse de inmediato. Si necesita reemplazar un botón o clavarlo nuevamente, asegúrese de usar solo botones de melamina ignífugos y de alta temperatura.

Como regla general, no se debe usar blanqueador a base de cloro  y tampoco suavizante de telas. ¿Hay otros productos no recomendados para el cuidado de la ropa ignífuga?

Los repelentes de insectos, especialmente los basados ​​en DEET, son altamente inflamables y pueden comprometer la protección ignífuga de la prenda. Al rociar repelente de insectos sobre la piel, se debe tener cuidado de que no alcance a la ropa.

Además, se deben evitar los aditivos especiales de lavado, como las toallitas de secadora (que tienen acción antiestática y reductora de arrugas durante el secado). Deben evitarse otros aditivos, a menos que se hayan realizado ensayos específicos que certifiquen que ellos no comprometen la resistencia térmica de la tela.

SI USTED TIENE ALGUNA PREGUNTA CON RESPECTO AL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LAS VESTIMENTAS IGNÍFUGAS, NUESTRO EQUIPO ESTÁ DISPONIBLE PARA AYUDARLO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Please solve the equation below: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.